Conectate con nosotros

Viral

Jueza en Canadá propuso decir «persona con vagina» a una mujer en un caso de agresión sexual

Una jueza de la Corte Suprema en Canadá ha optado por usar la expresión «persona con vagina» para referirse a una mujer en un caso de agresión sexual. De acuerdo con el diario local National Post, podría tratarse de la primera vez que el término aparece en una decisión judicial del país.

El pleito en cuestión involucra a un hombre, identificado como Christopher James Kruk, y a Maple Ridge, la mujer que lo acusa de penetración vaginal no consensuada, luego de que la llevara a su casa tras encontrarla «ebria, perdida y angustiada» en el centro de Vancouver en mayo de 2017.

Ridge asegura que se despertó y descubrió que se encontraba sin pantalones y que Kruk estaba abusando de ella. Sin embargo, el demandado niega y rechaza esas afirmaciones, argumentando que ella misma se había quitado la prenda después de haberse derramado agua, y que lo que asumió que era una violación en realidad era simplemente el resultado de un sobresalto porque la despertó.

«El Tribunal de Apelación se equivocó»

El caso llegó a la Corte Suprema luego de que se anulara el fallo inicial por violación. En 2020, un juez en primera instancia, creyendo en el testimonio de Maple, rechazó la defensa de Kruk alegando que era «extremadamente improbable que una mujer se equivoque» acerca de la sensación de ser penetrada. No obstante, un tribunal de apelaciones consideró que esa afirmación de la víctima se basaba en un «razonamiento especulativo».

Si bien el caso no involucra a nadie que se identifique como persona trans o no binaria, la jueza de la Corte Suprema, Sheilah Martin, consideró que el uso de la palabra «mujer» por parte del juez de primera instancia pudo haber sido «desafortunado y haber generado confusión»; posiblemente porque no estuvo de acuerdo con la generalización y dando a entender que el término más apropiado debería haber sido «persona con vagina».

«Cuando una persona con vagina testifica de forma creíble y con certeza de que sintió la penetración pene-vaginal, un juez de primera instancia debe tener derecho a concluir que es poco probable que se equivoque […]. Era extremadamente improbable que la denunciante se equivocara sobre la sensación de penetración pene-vaginal porque la gente generalmente, incluso si está intoxicada, no se equivoca sobre esa sensación […]. El Tribunal de Apelación se equivocó al declarar lo contrario», afirmó Martin en su decisión judicial, publicada el 8 de marzo.

Anuncio