Miércoles 24 de julio de 2024
Conectate con nosotros

Viral

El carnaval de muñecos gigantes de Olinda en Brasil incluye al presidente Milei entre los homenajeados

Un muñeco de cuatro metros de altura con saco azul y por debajo la camiseta de la selección argentina irrumpió en medio del desfile al lado de los muñecos de Neymar Junior y Ayrton Senna.

El desfile de los muñecos de Olinda ocurre todos los lunes y martes de carnaval y congrega a cientos de miles de personas, además de ser uno de los eventos más importantes de todo la celebración a nivel nacional.

«Pusimos al tango a saltar el frevo», dijo el artesano Leandro Castro, creador de la Embajada de los Muñecos Gigantes, encargada de la confección de los principales protagonistas del carnaval de Olinda.

El frevo es la danza declarada patrimonio nacional típica de Pernambuco, que se practica con paraguas multicolores.

Nacida en 1978, la tradición de los muñecos gigantes de Olinda forma parte de una de las atracciones turísticas de Brasil para el público nacional e internacional.

Los muñecos tienen en promedio 4 metros de altura y son modelados en arcilla, con una terminación en fibra de vidrio.

Millones de personas participan este lunes de las comparsas callejeras en San Pablo, Río de Janeiro, Salvador, Recife, Fortaleza, Belo Horizonte y Brasilia.

En Río de Janeiro hasta esta madrugada desfilaron las escuelas de samba por el sambódromo Marqués de Sapucaí en la primera noche del Carnaval carioca, llamado el espectáculo en vivo más grande de la Tierra.

En el aniversario 40 del sambódromo diseñado por el arquitecto Oscar Niemeyer, desfilaron el domingo por la noche y el lunes por la madrugada las escuelas de samba Beija-flor, Académicos de Grande Río, Imperatriz Leopoldinense, Unidos de Porto da Pedra, Académicos de Salgueiro y Unidos da Tijuca.

Una de las escuelas más famosas, Beija-Flor de Nilópolis, dedicó su desfile de este año a la ciudad de Maceió (capital regional de Alagoas, noreste de Brasil) y a Rás Gonguila, el «heredero» al trono imperial de un país africano, además de fundador del mayor bloque carnavalesco de Maceió en aquella época.

El desfile está en medio de un escándalo debido a que participó de el el presidente de la Cámara de Diputados, Arthur Lira, un exbolsonarista del Partido Progresista que pertenece al bloque conocido como Centrao.

Político de Alagoas, Lira participó del desfile en homenaje a la ciudad capital Maceió, para el cual la municipalidad, gobernada por el Partido Progresista, aportó 1,5 millón de dólares del presupuesto para financiar a Beija Flor, escuela de samba tradicional cuyo presidente estuvo preso por ser un capitalista ilegal de la quiniela clandestina, conocida como Juego del Bicho en Brasil.

Otros de los destacados de la jornada fue Salgueiro, con un homenaje al pueblo indígena yanomami, inspirado en el libro «La caída del cielo-Palabras de un chamán yanomami», de Davi Kopenawa y Bruce Albert.

Por su parte, Grande Rio tomó la avenida Maqués de Sapucaía con un argumento basado en el mito de la tribu Tupinambá del libro «Meu destino é ser onça» (Mi destino es ser yaguareté), que explora las historias de las naciones indígenas de Brasil.

Paolla Oliveira, la reina del tambor de la escuela, representó al animal para demostrar que toda mujer brasileña es una poderosa guerrera. La cabeza del traje de la actriz destacaba al moverse, convirtiéndose en una lujosa máscara y transformándola en el animal de ojos luminosos.

Uno de los destacados fue Unidos da Tijuca , que cantó la historia de Portugal en «O conto de fados» y se inspiró en obras como «Os lusíadas», de Luís de Camoes, y las griegas «Ilíada» y «Odisea», de Homero.

Anuncio
Haz clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *