Conectate con nosotros

Actualidad

PAMI: el Gobierno detectó «gastos astronómicos» y venta de recetas truchas en la gestión de Volnovich

Luana Volnovich y Albaerto Fernández

Una nueva auditoría oficial detectó «gastos astronómicos» y venta de recetas truchas en el PAMI al apuntar a la gestión anterior, encabezada por la referente de La Cámpora, Luana Volnovich, por haber gestionado el organismo con «despilfarro y desidia». En la obra social de los jubilados remarcaron que el relevamiento aún «está abierto» –ya se recortaron «miles de millones de pesos» por gastos políticos y obra pública frenada-, y que una vez concluido podría derivar en una presentación judicial para deslindar eventuales responsabilidades penales.

Esta mañana el vocero presencial Manuel Adorni anunció, en su habitual conferencia de prensa, los resultados preliminares del rastrillaje. “Estamos avanzando en una auditoría profunda en el PAMI, donde se recortaron desde el 10 de diciembre $90 mil millones en gastos políticos, innecesarios o provenientes de la ineficiencia”, afirmó.

El funcionario hizo referencia como parte del ahorro fiscal al achicamiento de la estructura del organismo: «en diciembre se eliminaron el 75% de las secretarías, el 33% de las gerencias y subgerencias y el 100% de las coordinaciones», indicó. Respecto al alto nivel de gastos, aseguró que un cálculo de la actual gestión había estimado que, de no haberse realizado el ajuste, «en mayo dejaba de ser operativo por el abultado déficit que estaba acumulando”.

Asimismo, Adorni sostuvo que el déficit se fue profundizando en 2023 y en noviembre llegó a los $92 mil millones. «Fue tan grande el despilfarro que se encontraron gastos en publicidad de dimensiones astronómicas equivalentes, por ejemplo, a todo un año entero de reactivos para los afiliados que sufren de diabetes”, detalló.

Pero el dato que más llamó la atención de las autoridades del organismo, y que podría tener su correlato judicial una vez finalizado, fue el hallazgo de recetas truchas. Al respecto, el vocero presidencial consideró que «fue tan obscena la conducción y la desidia que, además, el organismo sufrió un hackeo del sistema informático que dejó a 5 millones de afiliados con sus datos a merced de estafas. Habiendo hecho los recortes necesarios, se evitó la catástrofe también en el PAMI”, apuntó.

El propio organismo emitió un comunicado, en el que anuncia que está «en una situación crítica» y que los distintos relevamientos ubican a la obra social en un estado de «alta vulnerabilidad financiera».

Desde el ente gubernamental explicaron a Clarín que se encuentran en una situación complicada desde hace meses, con gastos que exceden a los ingresos, por lo que «se están tomando medidas de manera inmediata, porque si no la situación económica del Instituto va a empeorar drásticamente».

En este sentido, detallaron que la poda de recursos comenzó con la quita de partidas extraordinarias y una importante reducción en la estructura y en los cargos jerárquicos. Sin embargo, el ajuste podría ahondarse aún mas ya que el relevamiento continua «abierto» y están expectantes sobre la aparente montaña de recursos que revelaría la existencia de «facturas truchas» realizadas por médicos, clínicas y farmacias.

«Es un monto superior al ahorro fiscal que informamos«, resaltó una calificada fuente del organismo consultada, que reconoció que finalizada la auditoría se tomarán «las medidas necesarias» para denunciar las irregularidades en la Justicia.

“PAMI es un paciente que está en una situación crítica”, sentenció el director ejecutivo de la obra social, Esteban Leguisamo, en el citado comunicado. El funcionario adujo que «estamos trabajando arduamente para revertir esta situación y poder garantizar las prestaciones que cada uno de ustedes necesita, a pesar de la situación con la que nos encontramos”.

En esta etapa, la dirección ejecutiva informó que está enfocada en resolver las dificultades que se presentan en el sistema prestacional para los jubilados y pensionados y «tomar las medidas necesarias para lograr un PAMI más eficiente que brinde una atención de calidad a todos los afiliados».

Los relevamientos han detectado un «uso discrecional sostenido en el tiempo de la plata de los jubilados». Según se informó, durante el 2023, hubo déficit en 7 de los 12 meses del año. En el último trimestre, fue de $ 200.000 millones. También hubo gastos de más de $ 3.000 millones en publicidad que, según el tamiz oficial, «equivalen a un año entero de tiras reactivas para todo el padrón de afiliados con diabetes»

En el organismo advirtieron, además, por una «universalización indiscriminada» del Programa Alimentar que cuadruplicó el gasto en detrimento de quienes más lo necesitan y de la sostenibilidad de la iniciativa. También, como se dijo, el oficialismo advirtió sobre «venta de recetas truchas» con un aparente perjuicio económico millonario tanto para PAMI como para el afiliado. «Cada receta trucha es un medicamento que no llegó a un afiliado», remarcaron.

También el organismo sufrió durante la anterior gestión un «hackeo» del sistema informático que afectó la información sensible de 5 millones de afiliados». Por último, se detectó a médicos recetando en zonas geográficas que no les correspondían e incluso dictando prestaciones que el afiliado no necesariamente necesitaba.

Fuente: Clarin

Anuncio