Conectate con nosotros

Actualidad

Martín Lousteau defendió su rechazo al DNU: “Puertas adentro, casi todos los radicales dicen que es inconstitucional y una barbaridad”

El senador y presidente de la UCR quedó en el centro de la polémica porque, junto con Pablo Blanco, fueron los únicos dos del partido que rechazaron el decreto. “Este es un Gobierno que amenaza”, advirtió

Martín Lousteau

La sesión en la Cámara de Senadores en la que se rechazó el Decreto de Necesidad y Urgencia 70/2023 disparó una serie de polémicas y cruces tanto dentro del oficialismo como en la oposición, donde el foco estuvo puesto en el presidente de la UCR, Martín Lousteau, quien junto al fueguino Pablo Blanco fueron los únicos dos radicales que votaron en contra de la iniciativa oficial.

Horas después de la votación, en la que el DNU fue rechazado con 42 votos negativos y 25 a favor, el exministro de Economía de Cristina Kirchner defendió su posición y apuntó contra sus pares radicales, de quienes dijo que en privado piensan una cosa pero después votan otra.

“El decreto es inconstitucional de arriba para abajo, ni siquiera los propios considerandos del decreto explican cuál es la necesidad o la urgencia”, comenzó Lousteau hoy al explicar su voto en contra.

Durante una entrevista en Radio Con Vos, el senador, quien en diciembre pasado asumió como nuevo presidente de la UCR, afirmó que la posición de su partido es de rechazo del DNU, a pesar de que ayer, salvo él y Blanco, el resto de los legisladores radicales apoyaron el DNU o se abstuvieron. En ese marco, reveló que, en privado, “casi todos” los diputados y senadores radicales rechazan el decreto.

“Una cosa es la postura que tienen los radicales puertas adentro y otra cosa es cuando van y votan. Puertas adentro, todos o casi todos dicen que es inconstitucional y que es una barbaridad. Y después votan distinto. Algunos porque genuinamente habrán cambiado de posición, otros por conveniencia y otros por temor, porque este es un Gobierno que amedrenta, que amenaza, que infunde temor”, apuntó.

En ese sentido, dijo que “cada dirigente tiene que hacerse cargo”, aunque advirtió que “si un dirigente tiene miedo por lo que después le digan en un tuit, en la calle o en un medio afín (al Gobierno), después cómo proponen que hay que cambiar la Argentina con los debates que realmente hay que dar”.

“¿Cuántos radicales han escuchado ustedes llenarse la boca con el estado de derecho, la república y la institucionalidad? ¿Y a muchos del PRO que dicen que eso es fundamental para el desarrollo? Ahora resulta que no. Desde el principio, apenas Milei mandó el DNU, el partido radical dijo ‘mande una ley espejo porque esto no puede ser aprobado así’. Como Milei no la mandó, dos radicales, Carolina Losada en el Senado y Martín Tetaz en Diputados, mandaron ellos una ley espejo para que se pueda votar por parte. Hay presentados proyectos de ley de casi todas las cosas que tiene el DNU, pero tampoco quieren tratar las leyes”, añadió Lousteau.

Ayer, tras el rechazo del Senado al DNU que dispuso profundas reformas económicas y modificó cerca de 300 leyes, reavivó la pelea de Javier Milei con la oposición e impuso un fuerte condicionamiento al Pacto de Mayo que el presidente convocó para establecer acuerdos refundacionales sobre 10 políticas de Estado junto con los gobernadores.

Anuncio