Conectate con nosotros

Policiales

Maestra heroína de Brasil: escondió a los niños y evitó más muertes en la guardería del horror

Este miércoles, un hombre entró con un hacha a una guardería y asesinó a cuatro niños, en la ciudad de Blumenau, en el estado brasileño de Santa Catarina, Brasil. Sin embargo, el aberrante hecho no tuvo consecuencias aún mayores gracias al accionar de una maestra de la institución, que al esconder a un grupo de niños en el baño, los salvó de ser localizados por el asesino.

La docente, identificada como Simone Aparecida Camargo, habló con los medios locales después del ataque, y todavía vestida con el delantal escolar, relató: «Encerré a los bebés en una habitación y me encerré con ellos». «Cuando salí, (el criminal) ya no estaba», precisó la mujer, en la puerta del Jardín de Infantes, escenario de la tragedia.

De acuerdo a lo que reconstruyó, la joven maestra, como es habitual, llegó a la guardería esta mañana para cuidar a los bebés más pequeños, pero al notar los primeros momentos de tensión y gritos, decidió tomarlos y llevarlos hasta uno de los baños del lugar. Allí, esperó que el asesino, un hombre de 25 años que llegó con hacha en su mano, se marchara.

En su testimonio, consideró que la masacre ocurrida este miércoles «es una escena que nunca imaginas ver en tu vida», y todavía consternada por lo sucedido, mencionó, fue «desesperante» debido a que «no sabíamos que era lo que estaba pasando» hasta que salieron del baño en el que se escondieron.

El hecho tuvo lugar en horas de la mañana, cuando un hombre, que aparentemente huía tras robar en una estación de servicio cercana, ingresó a un jardín de infantes y comenzó a atacar a los menores. En el patio de la institución, el atacante asesinó a cuatro niños de entre 3 y 7 años e hirió a otros cuatro de entre 3 y 5.

Horas más tarde, la Policía Militar informó a través de un comunicado que el autor de la matanza «se entregó» en una sede de la fuerza, donde «fue detenido».

«FUE AL PATIO A MATAR»

Apenas unos minutos después del siniestro ataque, la docente Simone Aparecida Camargo, encargada de cuidar y atender a los niños más pequeños de la guardería, dialogó con los medios que se acercaron al lugar, y brindó mayores detalles sobre lo ocurrido.

Además de relatar su accionar al esconder a los pequeños en un baño durante el ataque, la mujer aseguró que el asesino «fue al patio para matar», y mencionó que sus compañeros «le vieron» cuando saltó el muro del jardín.

Fuente: rionegro.com.ar

Anuncio
Haz clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *