Sábado 25 de mayo de 2024
Conectate con nosotros

Deportes

Macelo Gallardo sufrió por el 0-5 de Al-Ittihad, los abucheos y los cuestionamientos de la prensa

En la Saudi Pro League, el equipo dirigido por el argentino recibió una paliza de Al-Ettifaq; muchos hinchas dejaron el estadio a los 40 minutos del primer tiempo

Macelo Gallardo

Local. Un 5-0… en contra. Reprobación de los propios hinchas. Una clasificación que se aleja. Y una pregunta molesta. Marcelo Gallardo vivió este viernes uno de los peores días desde que dirige en Arabia Saudita. Desde que dirige en general, tal vez, porque nunca había sufrido como DT una derrota por cinco goles, y quizás tampoco una pregunta tan incisiva, en la que se enrostró ser el segundo entre los entrenadores del mundo.

Su Al-Ittihad viene en picada. Tras la derrota de hace casi un mes por la Supercopa de Arabia Saudita, este 0-5 en casa a manos de Al-Ettifaq resultó la tercera caída sucesiva en la Saudi Pro League, y con ella se empequeñece la posibilidad de acceder a la Champions League de Asia: la disputarán los tres primeros del torneo, y el equipo amarillo marcha quinto, a 5 puntos del tercero y con un partido jugado más, su 31º en las 34 fechas. Depende de casi un milagro para disputar una copa internacional.

El título de campeón ya era una quimera antes de este viernes: Al-Hilal, el conjunto del brasileño Neymar y el arquero marroquí Bono, suma 86 unidades, 36 más que el preparado por Gallardo. También el de subcampeón es imposible: Al-Nassr, con Cristiano Ronaldo, acumula 27 puntos más, 77.

Con el inglés Steven Gerrard –con quien Gallardo se saludó sonriente antes del encuentro– en la dirección técnica y con goles de Seko Fofana y Moussa Dembélé y un triplete de Karl Toko Ekambi, Al-Ettifaq humilló a Al-Ittihad en el estadio de este último. Tal fue el golpe, que cuando habían transcurrido apenas 40 minutos y el marcador ya era de 4-0, muchos hinchas abandonaron el lugar.

Y luego pareció haber un abucheo específico para Gallardo. El DT enfilaba desde la cancha hacia la puerta que conduce a los vestuarios con paso lento y mirada a una tribuna. Alguien lanzó un “¡buuuh!” y varios otros lo imitaron. Parecían dirigirse específicamente a él.

A mediados de abril, Al-Ittihad perdió la final por la Supercopa de Arabia Saudita a manos de Al-Hilal, por 4-1. Ese día, un espectador, con vestimenta tradicional de Medio Oriente, dirigió enojado un par de latigazos contra uno de los dirigidos por Gallardo. Antes, en diciembre último, al cabo de un revés contra Al-Nassr y Cristiano, en las redes pasaron a apodar “Ben Hazima” al francés Karim Benzema, de origen argelino. “Ben Hazima” significa en árabe “Hijo de la Derrota”; el delantero cerró su cuenta de Instagram. Ahora, los cuestionamientos llegan directamente al ex entrenador de River.

El 0-5 de este viernes fue la peor derrota, en términos numéricos, de la carrea del Muñeco como director técnico. La más amplia. En la conferencia de prensa posterior se dio esta conversación del argentino con periodistas, traductor mediante:

Periodista: –Sabemos que el entrenador es el segundo de los mejor pagos en el mundo. ¿Cuál es el aporte que usted agregó a Al-Ittihad, sabiendo que tenía muchas ausencias?

Gallardo: –¿Y la pregunta?

Periodista: –Qué aportó usted a Al-Ittihad, sabiendo que le pagan muy bien, como al segundo entrenador del mundo.

Gallardo [leve risa]–… ¿Y una pregunta futbolística?

Periodista: –Estamos viendo que los problemas futbolísticos se repiten en el equipo. Cinco goles hoy.

Gallardo: –Lo primero que voy a decir –y que quede bien claro– es pedirles disculpas a los fans de Al-Ittihad. La desilusión del momento que estamos atravesando es mucha. Estamos en una situación en la cual todo nos cuesta, todo nos cuesta, como nos ha costado todo el semestre. No voy a buscar excusas. La responsabilidad… Ya les dije: si quieren un responsable, acá está el responsable. Pero a esta problemática que existe hoy en cuanto al rompecabezas habitual que es el armado del equipo la hemos tenido todo el semestre. No voy a buscar excusas. Hoy jugamos contra un rival que –si se observa– se repite en la formación, ¿no? Se repite en la formación, partido tras partido. Partido tras partido. Y nosotros hoy jugamos con los jugadores que estaban disponibles.

El destino del entrenador oriundo de Merlo al cabo de esta temporada parece muy lejano a Arabia Saudita. A Medio Oriente en general, porque Gallardo suena como candidato para entrenar a dos grandes en el mundo: Bayern München, de Alemania, y Milan, de Italia. Tal vez sea el salto a Europa que se esperaba para hace un año y medio, cuando se despedía entre las mieles del éxito de River al cabo de ocho temporadas y media en la conducción.

Fuente: LA NACION

Anuncio