Conectate con nosotros

Espectáculos

Lucas Benvenuto, tras la filtración de sus audios a Jey Mammon: “Para él fui un pedazo de carne”

El joven rompió el silencio después de que se filtraran los mensajes que le mandó al conductor.

“Fui como un fantasma y me lo hizo saber, fueron formas de actuar muy crueles”, manifestó Lucas Benvenuto en un vivo en Instagram, luego de que se viralizara el audio que le había enviado a Jey Mammon antes de iniciarle la causa judicial por abuso. Este miércoles el joven realizó un vivo de Instagram y reveló cómo fue el comienzo de su relación con Jey y cuáles fueron los aspectos que más le afectaron.

“Durante mucho tiempo me sentí culpable por la primera noche donde él me viola. Él en esa época era una persona depresiva, escabiaba todo el día, fumaba porro todo el día. Cuando me levanto desnudo y voy al baño, me doy cuenta lo que me hicieron. Yo pedí ayuda recién a los 25 años. Mi cabeza a los 14 años era un lío y no le pregunté ‘qué me hiciste’ porque no quería que se enoje. Yo prefería ser sumiso. Siempre me culpé pero ya no más. Yo hoy estoy rompiendo la palabra que les di a mis terapeutas. Estoy acá de nuevo en un lugar que no me tengo que poner. Yo nunca le dije que me había violado. Como él vivía la vida, no me extraña que se le mezclen las cosas”.

Además, Lucas agregó: “De los 14 años hasta los 16 fue una tortura. Siempre fui un pedacito de carne, fui un fantasma y me lo hizo saber. Fueron formas de actuar muy crueles para lograr que vaya a la cama. Me marcó de por vida, a los 14 me viola y a los 16 se mete sentimentalmente en mi cabeza. Si bien es un gran daño lo que me hizo a los 14, yo sentí más grave lo que me hizo a los 16. Necesito más ayuda, más años de terapia. Los otros no jugaron con ese jueguito de novio, de te amo. Él se metió de una forma nueva que yo no conocía. Cuando en el audio digo lo de 16 años fue porque en ese momento me habla de novios, yo tendría que haberle mandado una nota de audio mandándole bien a la concha de su madre”.

“Me trató como un pedazo de carne y me da igual que desee que mi corazón sane. No, gracias, de todos menos de vos. Sos un enfermo pero pedile perdón a ese nene y a ese adulto que destrozaste. Con un perdón se hubiese arreglado todo, pero ¿qué puedo esperar de alguien que hace apología de la pedofilia?, de alguien que dice en televisión que está bien tener relaciones con un nene de 16. Es un martirio que yo no tengo por qué vivir”.

En su relato, Benvenuto expresó que no siente que le alcanza la terapia que tiene actualmente, y que le afectó más el vínculo amoroso que mantuvieron, antes que la violación de los 14.

“Yo necesito más ayuda psicológica, pensé que podía tomarme una pastilla y estaba la solución ahí. Yo me doy cuenta que aún me siento culpable, y cuando hablo de alguno de todos ellos, porque para mí están todos en la misma bolsa, veo el dolor que me causaron. Fue una noche donde le hablé a todos mis abusadores. Si le hubiera hablado de lo de los 14, lo tendría que haber mandado bien a las concha de su madre. Obvio que fui irónico”, afirmó en la transmisión.

“Durante mucho tiempo me sentí culpable por esa primer noche en la que estuvimos juntos y él me viola”, aseguró. “Fui como un fantasma y me lo hizo saber, fueron formas de actuar muy crueles”.

No obstante, detalló cómo fue el abuso y lo que hoy, como adulto, entiende que pasó: “De los 14 años hasta los 15 o 16 era atacarme psicológicamente para tenerme en esa cama, solamente nos juntábamos para lo que ya saben, no voy a dar detalles pero era para tener relaciones. Esto lo entiendo hoy como un adulto”.

Por último, concluyó: “Quedó claro que yo no me voy a callar más. Me vulneraron muchas veces y me faltaron el respeto muchas veces. No quiero más salir a aclarar dudas. No me vas a volver a faltar el respeto nunca más. Yo te apuesto todas mis heridas a que no puedo esconderme más. Así de fuerte me hiciste, sigo acá parado. A mí me tenían como a un perro, como querían que me de cuenta. Me di cuenta a los 25 años de todo el daño”.

Anuncio
Haz clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *