Conectate con nosotros

Policiales

«Lo andaban buscando»: el papá de Tomás se refirió al desencadenante del asesinato

Daniel Tello, el padre de Tomás , el joven asesinado por una patota en la localidad balnearia de Santa Teresita, contó que el principal sospechoso del crimen «lo andaba buscando» por no haberlo dejado entrar a una fiesta previa a la Navidad.

«Hubo una fiesta de despedida de año en la casa de mi hijo y supuestamente al asesino no lo dejaron entrar, hubo una discusión, se empezaron a pelear, yo llego, los separo, me los llevo a una cuadra para que nadie haga nada y me terminan matando a mi hijo», relató el hombre.

En declaraciones televisivas, el padre de Tomás Tello subrayó que los atacantes «lo andaban buscando por no haberlos dejado entrar».

«Lo corrieron seis cuadras, lo mataron a botellazos, lo apuñalaron y no está más. Fueron unos cobardes y la Policía no hizo nada», se quejó.

Y agregó: «Fueron más, no sólo los nueve» detenidos.

Además, relató que en la noche del 31 de diciembre dialogó con Tomás sobre la situación: «Dicen que me andan buscando», le comentó el joven, quien luego avisó que iría a los festejos callejeros de fin de año.

Al referirse a los integrantes de la patota que asesinó a su hijo, remarcó que «son de Moreno».

Datos de la autopsia

El informe de la autopsia al joven de 18 años confirmó que murió de una puñalada en el pecho.

Aunque todavía no se confirmó si la herida cortopunzante en el tórax fue realizada con una tijera, ya que no se secuestró el arma homicida, el corte le provocó una «laceración de aurícula derecha».

Según el informe, la causa de muerte fue una «herida punzocortante en línea media de tórax con laceración de aurícula derecha que genera taponamiento cardíaco».

Con respecto a la indagatoria, fuentes del caso informaron que se dispuso una prórroga hasta mañana en la ciudad de Dolores.

Aunque resta más información a la causa para poder establecer roles en el brutal crimen, los nueve detenidos, entre ellos dos menores, quedaron imputados por el delito de homicidio agravado por concurso premeditado y alevosía.

Los dos jóvenes ya fueron trasladados a Dolores, mientras que los siete mayores de edad siguen alojados en la Comisaria de Santa Teresita donde en la tarde del lunes hubo incidentes entre la Policía y allegados a la víctima.

Anuncio
Haz clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *