Conectate con nosotros

Actualidad

Las petroleras aumentaron la nafta un 7,5% este sábado

El viernes se actualizó el tributo a los combustibles, que las empresas trasladaron a precios junto con un plus para recomponer sus valores

aumento combustibles YPF

Tras la decisión del gobierno de descongelar el Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y al Dióxido de Carbono (IDC), la nafta volvió a aumentar este sábado. Estos tributos se actualizan en base a la inflación y se habían mantenido sin cambios durante más de dos años. La primera en mover fue YPF, el principal jugador del mercado, con una suba del 7,5% promedio en todos sus precios que se empezó a aplicar esta madrugada.

Un decreto firmado por el ministro de Economía, Luis Caputo había fijado un cronograma para aplicar las subas pendientes del 2023 para ambos impuestos. Así, se definió que desde el 1° de marzo se computará la inflación del primer y segundo trimestre del año pasado. En abril se aplicará el tercero y en mayo la variación correspondiente al cuarto trimestre, que serán las de mayor impacto.

En detalle, el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) calculó que en marzo el ICL pasó de un monto fijo de $33 saltará a $98 por litro, es decir, un alza del 50 por ciento. El traslado del incremento de dichos impuestos hubiera implicado una suba del 4,4% en la nafta y del 2,7% en el gasoil. De esta manera, el litro de súper escalaría $32,63 y el gasoil, $21,12. Sin embargo, se aplicó una suba mayor al precio en surtidor dado que las petroleras están en plan de ajustar también por la devaluación programada (crawling peg) del 2% mensual y camino a una recomposición de precios que lleve al valor local al de paridad de exportación, es decir, que lo equipare con precios internacionales.

Voceros de YPF no respondieron a las consultas de Infobae, pero fuentes del sector estimaron que los nuevos precios llegan a $800 para el litro de nafta súper y a $987 para el caso de la nafta premium, que en YPF se comercializa bajo el nombre comercial Infinia.

Por el lado del gasoil, el precio por litro quedó en $838 y la versión premium Infinia Diesel en $1.073 por litro.

Se trata de precios promedio para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que se usan como referencia. CABA suele ser la región con precios más baratos del país, pero aun dentro de la Capital Federal la variedad de precios es grande aun dentro de una misma petrolera. Por lo tanto, estos precios de referencia deben ser leídos prácticamente como un piso de lo que tienen que pagar los automovilistas.

Las principales operadoras —además de YPF—, como Shell (cuya licencia en el país es operada por Raizen), Axion y Puma, aplicaron subas similares. Entre todas suman el 95% del mercado.

Fuente: Infobae

Anuncio