Lunes 17 de junio de 2024
Conectate con nosotros

Deportes

Francisco Cerúndolo tuvo contra las cuerdas a Novak Djokovic, pero quedó eliminado de Roland Garros

Francisco Cerúndolo tuvo contra las cuerdas a Novak Djokovic, pero quedó eliminado de Roland Garros

Desde la victoria en su debut en los Juegos Olímpicos de Río 2016 de Juan Martín del Potro o el histórico triunfo de Guillermo Coria en 2005, no se observó a un argentino poner contra las cuerdas al legendario Novak Djokovic. La Philippe Chrartier, cancha principal de Roland Garros, fue el epicentro de un partido más que especial para Francisco Cerúndolo, ubicado en el puesto 23 del ranking mundial de la ATP, quien protagonizó una dura batalla ante Nole por el boleto a los cuartos de final del segundo Grand Slam de la temporada.

Después de un buen arranque del serbio, que ganó el primer set, la raqueta de Buenos Aires se quedó con los próximos dos parciales, pero cayó en el cuarto y quinto para cerrar un notable espectáculo que concluyó 1-6, 7-5, 6-3, 5-7 y 3-6. El número 1 del circuito se mostró con molestias en una rodilla, fue atendido en varias ocasiones, pero mostró una notable mejoría en el final.

En el primer set, el serbio logró quebrarle el saque al argentino en el cuarto game después de un arranque titubeante y mantuvo el suyo para ponerse 4-1. La confianza en el juego de Nole aumentó notablemente al punto que volvió a imponerse hasta llevarse la primera manga en 40 minutos por 6-1.

El segundo set comenzó con cierta preocupación después de que en el tercer game Novak Djokovic sintiera una molestia en la rótula de su rodilla derecha. Al descanso del 1-2 pidió por el fisio, quien ingresó para trabajar sobre la zona afectada. La incertidumbre creció cuando Nole se acostó sobre una camilla en la cancha mientras el profesional le realizaba movimientos de recuperación. Antes de que se cumpliera el tiempo médico reglamentario, el serbio se puso de pie y decidió continuar.

Aunque con molestias, Djokovic logró quedarse con el siguiente juego (2-2). El serbio estuvo probando la rodilla en cada jugada e incluso estuvo cerca de perder el saque. Tras volver de la lesión se lo vio incómodo a la hora de hacer tramos largos y cambios de ritmo.

Ante la imposibilidad de rendir al 100% físicamente, producto de su lesión, el serbio se centró en aprovechar su servicio e intentar atacar cada equivocación del argentino. Ninguno pudo ponerse en ventaja en los primeros compases, pese a que Cerúndulo luchó en el deuce en varias ocasiones. FInalmente en el duodécimo game, el tenista de 25 años logró quebrarle el saque por primera vez y llevarse el set (7-5) en 1 hora y 15 minutos.

Tras igualar el marcador, el argentino comenzó la tercera manga más motivado al punto de quebrar en el arranque y ponerse rápidamente 3-0 arriba. El número 27 del ránking manejó el set tras hacer diferencia al inicio y aguantó la presión hasta el final para sellar el 6-3 y dar vuelta el resultado.

En el cuarto el bonaerense tuvo el partido a su merced, pero algunos errores no forzados y una doble falta inoportuna despertaron a la leyenda de Belgrado. Y con una jerarquía innegable, Djokovic se recuperó con un sacrificado 7-5 que llevó el espectáculo al quinto set. Con una mejoría notoria desde el aspecto físico, psicológico y tenístico, Nole amenazó con dilapidar las esperanzas del argentino.

El último capítulo expuso la jerarquía del mejor del mundo. Dejando atrás sus dolores, el fastidio por el estado de la cancha y la dubitativa producción, el serbio se impuso por 6-3 para avanzar a la siguiente fase después de una batalla de más de cuatro horas y media de pleito. La leyenda de Belgrado planeó hasta la victoria en una guerra que parecía imposible de ganar. Mística y experiencia para el máximo candidato al título.

A los 37 años, quien es considerado uno de los mejores tenistas de la historia protagonizó una sesión maratónica en la Philippe Chatrier contra el joven Lorenzo Musetti en un partido extenuante. Luego de cuatro horas y media de acción en cancha, el actual número 1 del mundo y campeón defensor celebró un 7-5, 6-7, 2-6, 6-3 y 6-0 ante el italiano para evitar lo que hubiese significado una derrota dolorosa en una temporada complicada para Djokovic.

Nole, que llegó a Francia sin haber sido finalista en ningún torneo en lo que va del 2024 tras caer en tres semifinales, tuvo un comienzo sólido en Roland Garros: venció al tenista local Pierre-Hugues Herbert (6-4, 7-6 y 6-4) en la ronda inicial y luego también barrió al español Roberto Carabllés Baena en sets consecutivos (6-4, 6-1 y 6-2). Un detalle a tener en cuenta: el serbio nunca perdió en la cuarta ronda de Roland Garros y lleva un récord de 17 triunfos contra ninguna derrota.

Anuncio