Conectate con nosotros

Locales

Desde Anses, negaron que se hayan cerrado oficinas en Chaco: «Solo hubo 44 despidos de personal contratado»

Frente a rumores de cierres, Anses Chaco aclara la situación y reafirma su compromiso de continuar brindando servicios esenciales, adaptándose a una reestructuración del personal.

En el corazón de las preocupaciones de los habitantes de Chaco, la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) enfrenta rumores de cierre de sucursales en la provincia. Alfredo «Capi» Rodríguez, director regional de Anses en Chaco, en diálogo con Norte Grande Federal, desmiente estas informaciones y esclarece la actual situación del organismo, marcada por una reestructuración de personal pero sin afectar la operatividad y el compromiso con la ciudadanía.

Claridad en Medio de la Incertidumbre: Anses Sigue Adelante

Contra las olas de especulaciones, Anses asegura la continuidad de sus operaciones en Chaco. Rodríguez, refutando los reportes de cierres, subraya una realidad diferente: las sucursales se mantienen activas, aunque con un ajuste en la dotación de personal. Este cambio responde a una política de optimización a nivel nacional, enfocada en «achicar» el número de empleados contratados, una decisión que afecta directamente a algunas delegaciones que se vieron con personal reducido.

Servicio Garantizado a la Comunidad

Lejos de disminuir la calidad y la accesibilidad de los servicios, Anses reorganiza su estrategia para garantizar una atención eficaz a la población. Rodríguez enfatiza que, a pesar de los despidos de personal contratado, la esencia del servicio no se ve comprometida. «Esto no significa bajo ningún concepto que Anses va a dejar de atender en ninguna dependencia», asegura, destacando el esfuerzo del organismo por reprogramar turnos y redistribuir tareas para mantener la calidad del servicio a los ciudadanos.

Este proceso de reorganización también contempla un análisis crítico del funcionamiento interno de Anses, reconociendo la necesidad de una gestión más eficiente y centrada en las necesidades de los beneficiarios. La crítica al sobredimensionamiento del Estado se convierte en un llamado a la acción para optimizar recursos, mejorar la atención y focalizarse en aquellos sectores más desprotegidos de la sociedad.

Anuncio