Conectate con nosotros

Actualidad

Denuncian que una militante de HIJOS fue golpeada y abusada: “Dejaron una pintada con la sigla VLLC”

La agrupación H.I.J.O.S. -que nuclea a hijas e hijos y familiares de víctimas del terrorismo de Estado en la dictadura- denunció un caso abuso sexual y amenazas contra una de sus militantes, cometido presuntamente por dos hombres en su propia casa. El hecho ocurrió el 5 de marzo en la ciudad de Buenos Aires pero se conoció este jueves a través de un comunicado oficial.

La identidad de la víctima fue preservada. La agrupación comunicó que se trató de un “atentado contra la vida” que calificó de “político” cometido por dos hombres que forzaron la puerta y entraron a la casa de la mujer. El delito fue denunciado a la Justicia. Aunque hay mucho hermetismo sobre dónde y cuándo se hizo la presentación, fuentes allegadas a las organizaciones de derechos humanos aseguraron a Infobae que el hecho se reportó el mismo 5 de marzo en un juzgado del fuero de instrucción.

La denuncia fue remitida por ese juzgado al fuero federal en Comodoro Py, según confirmó este medio de fuentes judiciales. El expediente fue asignado por sorteo al juez Julián Ercolini y al fiscal Carlos Rívolo, que subroga la Fiscalía Federal N°6, pero todavía no llegó a sus manos. Ante la consulta de Infobae, desde la agrupación no confirmaron ni desmintieron esta información. “Le prometimos a la víctima y a su familia preservarlas todo lo posible”, le dijo a este medio Lucila Puyol, abogada de H.I.J.O.S.

Por el hecho, la agrupación responsabilizó a seguidores del gobierno, ya que los autores materiales pintaron en una pared de una de las habitaciones de la víctima la sigla VLLC (Viva La Libertad Carajo), que identifica al presidente de la Nación, Javier Milei, y a su partido político La Libertad Avanza.

Milei, mientras tanto, le dio like a un tuit de una usuaria de la red X en el que se pone en duda la denuncia. “Increíble que usen a sus desaparecidos para operar contra el gobierno. Son más mierdas de lo que uno piensa. Lo bueno que cada vez tienen menos credibilidad”, escribió la usuaria Lady Market (@ladymarketok) y obtuvo el “me gusta” del Presidente de la Nación.

“Ella fue atada, golpeada, abusada sexualmente, nuestra hermana sufrió amenazas de muerte de parte de sus captores”, dice el comunicado. Según la declaración, los atacantes la amenazaron con armas de fuego y le dijeron a la víctima: “No vinimos a robarte, vinimos a matarte. A nosotros nos pagan para esto”. Y comunicaron que no robaron objetos de valor ni dinero pero que se llevaron carpetas con trabajo referido a H.I.J.O.S.

Según explicaron fuentes cercanas al caso a este medio, entre la fecha que pasó el ataque y la que se difundió públicamente, trabajaron para ubicar a la víctima en un lugar seguro en otro lugar del país hasta que pueda estar con su familia, que vive fuera de CABA y “está aterrada”. Detallaron que ya declaró en sede policial, que le dieron un botón antipánico, que hizo un pedido de licencia laboral y se sometió a juntas médicas.

“Este atentado contra su vida es un ataque político, motivado por su militancia en derechos humanos y feminista”, remarcó el comunicado, a pocos días de conmemorarse una nueva jornada del Día por la Memoria, la Verdad y la Justicia, y apuntó contra el Gobierno: “Estos hechos tienen un correlato con las acciones y discursos de odio que las máximas autoridades del país expresan cotidianamente e incita a la violencia contra quien militamos por los Derechos Humanos”.

“Es un hecho gravísimo, estamos todos muy shockeados. Nuestra compañera llega a su casa y había, adentro de su casa, dos personas, dos hombres esperándola, que la toman por sorpresa. Los dos tenían armas de fuego, le ponen en la cabeza y la espalda. Ella pensó que le querían robar y le dijeron expresamente ‘no venimos a robarte, venimos a matarte, nos pagan por esto, sabemos que estás en Derechos Humanos, esto te pasa porque hablás, callate la boca’, después la golpearon en la cara, la tiraron en la cama, la manosearon”, relató la abogada de H.I.J.O.S. Lucila Puyol a este medio, y aclaró que no se trató de un abuso con acceso carnal.

También contó que “le ponen una media en la boca, la encapuchan y la atan; le atan las manos, los pies y le dicen que se calle la boca y que no diga nada. Luego la dejaron encerrada, lo que es una privación ilegal de la libertad. Ella logra soltarse, saltar hasta una ventana y empieza a gritar. Logra que una persona pase, que llamen a la Policía, ellos no pudieron abrir y los bomberos rompieron la puerta para rescatarla”.

Puyol admitió que desde las agrupaciones de Derechos Humanos están “muy preocupados”, y consideró “lógico” que empiece a ver situaciones como estas “si tenemos desde el gobierno central un presidente que está incitando todo el tiempo a la violencia, una presidenta que es pro genocidas, estamos en una situación a 40 años de haber recuperado la democracia, muy lamentable y doloroso”.

Anuncio