Lunes 17 de junio de 2024
Conectate con nosotros

Viral

¿De dónde viene la nueva moda de usar patitos amarillos en la cabeza?

e trata de los patitos kawaii. Están disponibles en plástico o peluche y se venden hasta en los puestos de revistas

patitos amarillos en la cabeza

Si bien solo unos pocos se animaron, ahora son muchos los que lucen ataviadas sus cabezas con pequeños muñecos de patitos amarillos. ¿De dónde viene la moda de los patitos Kawaii en la cabeza?

Personas caminando con este particular adorno en la cabeza se ven cada vez más, y en mayor cantidad en las ciudades grandes como Buenos Aires, Córdoba y Rosario y comienza a imponerse en Mendoza. Lo cierto es que si bien se trata de una moda, parece que la tendencia de los patitos amarillos llegó para quedarse un buen tiempo.

Estos adorables patitos kawaii, algunos personalizados con lentes de sol, sombreros o pañuelos y luces, son un accesorio de moda en sí mismos.

Se enganchan mediante una traba que tiene en su superficie un resorte sobre el cual está el patito, lo que permite que se balanceen de llamativa y divertida forma.

Los patitos Kawaii ya se hicieron muy populares en las redes sociales y parece que lograrán instalarse en la vida cotidiana. Ya no resulta llamativo -por lo menos en Buenos Aires- ver a gente caminar con patitos en la cabeza, particularmente en zonas porteñas como el Barrio Chino y en Belgrano, e incluso en los alrededores de la Feria del Libro.

No se sabe muy bien cuál es el origen de esta moda de los patitos, pero existen teorías que sugieren que su popularidad puede estar vinculada a influencias culturales de Japón, especialmente del animé, donde muchos de los personajes llevan objetos adorables en la cabeza.

No falta quienes creen que los patitos kawaii, tienen su origen en el ambiente artístico de Países Bajos. En cambio, otros sostienen que su uso, más allá de la procedencia, trae buena suerte y alegría a las personas.

El primer antecedente de esta moda se registró en 2023, en Perú y se viralizó en redes sociales: los patitos amarillos en las cabezas de las personas empezaron a verse en eventos gastronómicos y en ferias, donde los comerciantes los ofrecían por doquier. Actualmente, también se pueden ver en distintas ciudades de México o en La Paz, Bolivia.

Esta dinámica no se limita a una simple hebilla o traba en la cabeza: hay quienes optan por llevar los patitos en el hombro o en la solapa de la ropa, también en vinchas y vinchas de auriculares.

No se puede negar que estos accesorios se han convertido en una forma de expresar optimismo y alegría. Es que, a cada paso, los patitos balanceándose arrancan sonrisas y comentarios, convirtiéndose en un elemento disruptivo y alegre en la vestimenta diaria.

Fuente: Diario Uno

Anuncio