Sábado 25 de mayo de 2024
Conectate con nosotros

Actualidad

Calentamiento global: Desapareció en la Antártida un bloque de hielo del tamaño de Argentina

Los científicos vienen alertando por los bajos niveles de hielo marino. Pero ahora un hecho puntual en la Antártida suma mayor preocupación.

deshielo antártida

Los fuertes y crecientes cambios como consecuencia de la crisis climática a nivel mundial que provocan condiciones más cálidas, causan un deshielo «irreversible» de las plataformas y las placas de hielo en la Antártida, que no logró recuperar el hielo marino que perdió durante el verano y está en el punto más bajo desde que se tiene registro.

En las últimas horas, se desprendió de la Antártida una placa de hielo cuyo tamaño es igual al de la superficie de la Argentina, dejando en evidencia el dramático proceso de cambios que está sufriendo el planeta.

Mientras que en el hemisferio norte las altas temperaturas generan incendios y registros sofocantes, muy al sur las condiciones climáticas encienden todas las alarmas de científicos e investigadores, debido a los preocupantes niveles en los que se encuentra el hielo marítimo.

Según datos del Centro Nacional de Datos de Hielo y Nieve (NSIDC, por sus siglas en inglés), el hielo está alrededor de 1,6 millones de kilómetros cuadrados por debajo del récord anterior de invierno establecido en 2022.

Las advertencias de los científicos

En febrero pasado, una investigación de la agencia del Gobierno de Australia (CSIRO, siglas en inglés) concluyó, tras analizar 31 modelos, que los crecientes cambios en «El Niño» se traducirían en una disminución de la temperatura de las aguas superficiales y un incremento en la temperatura de las aguas submarinas.

«Esta nueva investigación muestra que un «El Niño» más intenso puede acelerar el calentamiento de las aguas profundas de la plataforma antártica, haciendo que las plataformas y las capas de hielo se derritan más rápido», explicó entonces Wenju Cai, autor principal de esta investigación realizada por expertos chinos y australianos, en un comunicado de CSIRO.

«El Niño» y «La Niña», que causan respectivamente condiciones cálidas y frías, son parte de El Niño-Oscilación del Sur (ENSO, siglas en inglés), un fenómeno relacionado con la temperatura superficial de los océanos, la atmósfera y la presión y que tiene un gran impacto en el clima.

«Se prevé que el cambio climático incremente la magnitud del ENSO, haciendo que tanto ‘El Niño’ como ‘La Niña’ sean más fuertes», subrayó el investigador principal.

Sin embargo, esta investigación, publicada en la revista científica Nature Climate Change, señalaba que el incremento de la variabilidad del ENSO frena la intensidad de los vientos del Oeste a lo largo de la plataforma de la Antártida.

Como consecuencia de esta menor intensidad de vientos se reduce el movimiento de las aguas, lo que provoca que las aguas cálidas de las profundidades no puedan aflorar, de acuerdo al comunicado de CSIRO.

«El calentamiento alrededor de los bordes del hielo marino flotante se ralentiza durante este proceso, ralentizando el deshielo del hielo marino cerca de la superficie», precisaba Wenjui Cai.

Anuncio
Haz clic para comentar

Deja un comentario