Martes 23 de julio de 2024
Conectate con nosotros

Actualidad

“Soy peronista y libertario”. El descargo de Scioli contra el kirchnerismo, que busca echarlo del PJ

“A los que se creen dueños del peronismo o del perómetro, hay que invitarlos a leer la historia y leer a Perón”, señaló.

Daniel Scioli y Javier Milei

El exvicepresidente y actual secretario de Turismo, Ambiente y Deportes Daniel Scioli escribió en su cuenta de X un duro descargo contra el kirchnerismo en el que se definió como “peronista y libertario”.

En el mensaje, Scioli enfrentó las críticas que se encendieron desde el pasado 10 de diciembre, cuando continuó como funcionario en el cambio de Gobierno, que se volvieron más fuertes a partir de su designación en la secretaría mencionada y derivaron en las últimas horas en el pedido de una senadora para expulsarlo del Partido Justicialista.

En las líneas, el exvicepresidente durante la gestión de Cristina Fernández acusó al kirchnerismo de no saber “leer a Juan Domingo Perón” e hizo un repaso de algunas de las decisiones y doctrinas del líder populista.

“A los que se creen dueños del peronismo o del perómetro, hay que invitarlos a leer la historia y leer a Perón”, señaló.

Pedido de expulsión

La publicación de Scioli se conoce luego de que la senadora de Unión por la Patria Juliana di Tulio pidiera su expulsión del peronismo, junto con dos legisladores nacionales (Kueider y Espínola) que votaron a favor del proyecto de reformas impulsado por el presidente Javier Milei.

El descargo de Scioli

El peronismo es un pensamiento estratégico, no ideológico. Privilegia alcanzar los objetivos para la felicidad del pueblo. No hay que enamorarse de los fracasos. Lo dice clarito en Conducción Política.

Todos los partidos de 1946 se unieron contra Perón. Así nació la Unión Democrática, la casta de ese entonces. Ellos se quedaron con los aparatos y Perón con la gente. Perón siempre la vio.

Jamás el peronismo se enamoró de los instrumentos. Siempre actuó de acuerdo a la realidad, postulando que esta es la única verdad.

El primer gobierno peronista impulsó el protagonismo del Estado y aumentó los ingresos de los trabajadores. Pero cuando vio que la inflación se convirtió en un problema y llegó al 40% anual, la política económica cambió y bajó el gasto público real, estableció el principio de productividad para aumentar salarios y estimuló las exportaciones. Así, en dos años, la inflación bajó al 4% y la economía recuperó fortaleza. Perón la volvió a ver.

Y la veía bien clarito: “El punto de partida es la estabilidad de precios; el trabajo y el sacrificio, creadores de riqueza, son los factores decisivos de toda solución económica, y los hombres y los pueblos que no sepan discernir la relación entre bienestar con el esfuerzo no ganan el derecho a la felicidad que reclaman”.

Interpretando los nuevos tiempos que Perón advirtió que Argentina necesitaba capitales: la volvió a ver y buscó impulsar las inversiones extranjeras en petróleo y la industria automotriz. Luego Frondizi puso en marcha muchas de estas propuestas. Hay que ser prácticos, no dogmáticos.

¿Saben de donde me inspiré para hablar de evolución?” Si, correcto, de Perón. En la Asamblea Legislativa de 1948 decía: “la evolución es para los pueblos un agente de rejuvenecimiento indispensable y permanente. Es menester no aferrarse a prescripciones arcaicas o sobrepasadas por el tiempo. La política tiene la función de forjar la montura propia para cabalgar la evolución de la historia”.

Y agregaba poco más tarde: “Quien gasta más de lo que gana es un insensato; el que gasta lo que gana olvida su futuro; y el que produce y gana más de lo que consume es un prudente que asegura su porvenir”.

Al final de su vida; también la vio y dejó un mensaje claro y contundente: “esto lo arreglamos entre todos, o no lo arregla nadie”. Y yo quiero sumar para que la Argentina se arregle de una vez y para siempre.

Daniel Scioli, peronista y libertario.

Fuente: La Voz

Anuncio