Conectate con nosotros

Actualidad

Máximo Kirchner sobre el nombre del CCK: «Puede ponerle Conan, pero que mande comida a los comedores»

Máximo Kirchner

El estruendoso anuncio que hizo el Gobierno el martes, cuando a través del vocero presidencial, Manuel Adorni, informó que le cambiaría el nombre al Centro Cultural Kirchner (CCK), generó posiciones encontradas. Avalado por el mundo libertario y por los aliados, este miércoles habló sobre el tema el diputado nacional Máximo Kirchner, hijo del expresidente homenajeado con la designación del antes edificio del Correo.

En su análisis, el líder de La Cámpora minimizó la modificación en la denominación, a la que tildó como un “fuego de artificio”, y aseguró que el presidente Javier Milei puede llamar al lugar de cualquier forma, incluso Conan, como su perro, o Eduardo Eurnekian, el empresario que es su mentor, mientras cambie el rumbo de su gestión, sobre todo en lo vinculado a la asistencia a los comedores.

“Lo vi ayer, alguien me contó más o menos la idea… Si [Milei] le manda la plata a las provincias del Fonid, si les manda el dinero y los alimentos a los comedores, si dejan de hacer despidos masivos de gente que trabaja en la esfera pública y permiten que no se produzcan más despidos en la escena privada, si cambian su mirada, [el cambio de nombre] es una anécdota”, indicó Máximo Kirchner en AM 530.

Con ironía, además planteó: “Si quiere, le puede poner Eduardo Eurnekian, pero que mande la comida a los comedores. No tengo problema, no me interesa. Que mande los insumos, que no les saquen los medicamentos a los jubilados y que le ponga [al CCK], si quiere, Conan. Si le pone Conan y está contento… pero que lleguen las cosas para la gente”.

Convencido de que esta idea de la administración mileísta es “otro fuego de artificio”, y mientras que aún no está definida la denominación que piensan ponerle, el diputado nacional insistió: “Me interesa muy poco. Le ponen Conan, Eurnekian… Todos contentos. Pero que se detenga en el modo cruel de aplicar estas políticas. Su impacto peor y más profundo lo vamos a ver en el futuro. Todos estos fuegos artificiales o esta infantilidad que uno ve a diario… Si le pone Conan o Eurnekian, si los alimentos están en los comedores, no hay ningún tipo de problema”.

En esa posición, aseguró que le alcanza “con el cariño de la gente” hacia su padre. “Que [Milei] le dé las cosas a la gente, que no extorsione a los comedores. Es una anécdota”, sentenció.

De momento su madre, la exvice Cristina Kirchner, quien cuando fue presidenta llamó de esa forma al palacio ubicado a metros de la Casa Rosada, que reinauguró en 2012, todavía no se expresó al respecto. Tampoco hicieron valoraciones resonantes los representantes más importantes del mundo K.

Anuncio