Conectate con nosotros

Locales

Leandro Zdero alertó por la millonaria deuda de la provincia de Chaco: “Estoy pagando la fiesta de Capitanich”

Leandro Zdero planteó que la administración anterior dilapidó los recursos y dejó déficit con Nación en bonos, pesos y de fondos fiduciarios: “Ahora tenemos paros porque cortamos algunos curros”

El gobernador de Chaco, Leandro Zdero, alertó sobre la millonaria deuda que tiene esa provincia con el estado nacional. “Estoy pagando la fiesta de [Jorge] Capitanich”, sostuvo en diálogo con Eduardo Feinmann en LN+ sobre la cuantiosa cantidad de dinero que recibía el exmandatario peronista y cómo lo administraba: “Tenemos deuda en bonos, pesos y de fiduciarios”.

De visita en la ciudad de Buenos Aires, donde asistió el viernes a la reunión en Casa Rosada entre gobernadores, el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, y el ministro del Interior, Guillermo Francos, Zdero señaló que, además de ese encuentro, aprovechó su estadía para resolver con funcionarios del Ejecutivo los problemas de la deuda de Chaco. “Venimos a poner orden. No podemos vivir en una provincia donde algunos se queden los recursos y hacen imperios y tienen flotas de camiones y autos y manejen los planes sociales y se la queden”, planteó el gobernador radical.

Por esas deudas, apuntó contra el exgobernador Capitanich, quien estuvo al frente de la provincia entre los períodos de 2007-2015 y 2019-2023. “Era una administración que tenía muchos recursos y los dilapidó”, dijo y agregó: “Tenemos deuda en materia de proveedores de salud, deuda en tratamientos oncológicos, en comedores escolares, y la obra social de la provincia, según el análisis que estamos haciendo, advertimos que asciende a 11.400 millones de pesos en dólares”.

Cuestionó que hasta el arribo de la nueva administración a la sede del Ejecutivo en Resistencia “esteban todos calladitos y nadie decía anda”. “Ahora tenemos paros porque cortamos algunos curros, como la alianza que tenían contactos sindicales y organizaciones sociales. Tenemos 3000 organizaciones. No quiero decir que todas son malas, pero había una complicidad”.

Otro ejemplo que mencionó Zdero fue la recuperación de 55 vehículos que habían sido entregados por el gobierno a grupos piqueteros en lugar de la Policía o la Salud. “Por ahí causa nerviosismo en la política de Chaco, pero lo lamento, venimos a poner orden”.

“En la provincia del Chaco estoy pagando la fiesta de Capitanich y un montón de obsecuentes que ahora se les desató la lengua”, marcó y consideró: “Que hablen. Que digan lo que tengan que decir. Algunos decían que íbamos a estar un mes en el gobierno y que nos iban a sacar a patadas. No solo tenemos determinación sino que vamos haciendo las cosas como corresponde”.

Más tarde, y a pocos días de la mencionada reunión entre gobernadores y el Ejecutivo, Zdero aseguró que apoyaría el llamado al Pacto de Mayo que hizo el presidente Javier Milei en su discurso del 1° de marzo en el Congreso: “Creo que tenemos que encontrar el común denominador y acordar entre todos los argentinos para que no nos miremos más de reojo. No es fácil, seguro hay intereses, pero quién no quiere un Estado eficiente, una economía prospera, ordenar la cuentas en una emergencia”.

Inseguridad y narcotráfico en Chaco

En otro tramo de la entrevista, Zdero fue consultado sobre los asesinatos a manos del crimen organizado en la provincia de Santa Fe y en específico en la ciudad de Rosario. Contó que llamó al gobernador Maximiliano Pullaro y se puso a disposición para poder ayudar y que la problemática no solo se ciñe a esa provincia sino que la lucha contra el narcotráfico debería ser una política de Estado.

“Hoy los argentinos tenemos que ponernos espalda con espalda. Ninguna provincia escapa de esto. Dónde se vio que la ministra de Seguridad [Patricia Bullrich] tenga que implorar para que la Cámara de Diputados trate un proyecto de ley”, se preguntó y siguió: “Cuán alejada está la política… La agenda pasa por otro lado cuando la sociedad tiene otras necesidades”.

“En Chaco también estamos haciendo un trabajo fuerte contra el narco. No se llega a hablar de narcoterrorismo, pero me preocupa mucho. Hay familias que quedan destrozadas”, aseguró el mandatario electo con el 46% de los votos en septiembre de 2023.

En ese sentido, contó que se creó un área específica en materia de seguridad para combatir el narcotráfico y el crimen organizado. “Si hacés una comparación con estos mismos meses del año pasado, triplicamos o cuadruplicamos el trabajo en prevención y operativo”, señaló.

Indicó que lo que más se trafica en esa región es marihuana y cocaína, y que los trabajos se realizan en todo el territorio, con foco en la frontera con Paraguay. “De la circulación de la droga nos enterábamos, con el gobierno anterior, cada vez que caía un avión. El control tiene que ser aéreo y terrestre”, concluyó.

LA NACION

Anuncio