Conectate con nosotros

Deportes

La amenaza dirigida a Ángel Di María en Rosario: “Ni Pullaro te va a salvar”

La reciente amenaza contra Ángel Di María en Rosario subraya la grave situación de inseguridad en la ciudad, afectando a ciudadanos de todos los estratos, incluidas sus figuras más reconocidas.

Ángel Di María

Ángel Di María, el talentoso futbolista que brilla tanto en el seleccionado argentino como en el Benfica, se ha convertido en el último símbolo de cómo la violencia y la inseguridad pueden alcanzar a cualquier ciudadano en Rosario, sin importar su estatus o popularidad. Recientemente, una amenaza dirigida específicamente hacia él y su familia ha puesto de relieve los desafíos que enfrentan los residentes de esta ciudad, marcada por la actividad de grupos narco.

La Amenaza Contra Di María: Un Incidente Inquietante

La tranquilidad del country Funes Hills, donde reside la familia de Di María durante sus visitas a Rosario, fue interrumpida por un gesto intimidatorio. Una bolsa negra, arrojada desde un vehículo en movimiento, contenía un mensaje claro y perturbador: “Ni Maximiliano Pullaro te va a salvar”. Este incidente no solo pone en peligro la seguridad del jugador y su entorno, sino que también destaca la audacia de los criminales en la ciudad.

El Impacto de la Inseguridad en Rosario

Este acto contra Di María ocurre en un contexto de creciente violencia en Rosario, donde la muerte de trabajadores, incluido un colectivero atacado brutalmente, ha exacerbado el miedo entre los ciudadanos. La paralización del transporte público, como respuesta a una amenaza encontrada en un ómnibus, demuestra el nivel de tensión que vive la ciudad.

Las autoridades locales y nacionales buscan respuestas a esta ola de violencia, que ahora ha tocado a uno de los deportistas más queridos de Argentina. El caso de Di María resalta la necesidad urgente de una solución a la inseguridad que asola a Rosario, una situación que requiere la atención conjunta del gobierno, las fuerzas de seguridad y la comunidad.

La historia de Ángel Di María, amenazado en su propia ciudad, es un llamado de atención sobre la situación de inseguridad que vive Rosario. Mientras el futbolista considera su futuro profesional y la posibilidad de volver a jugar en Rosario Central, la seguridad de su familia y la suya propia están en juego. Este incidente subraya la importancia de abordar con seriedad y urgencia la violencia y el crimen organizado en la ciudad, para que sus ciudadanos, incluidas figuras públicas como Di María, puedan vivir y prosperar sin miedo.

Anuncio