Conectate con nosotros

Espectáculos

Fabián Gianola tras las denuncias de abuso: “Fui abusado, violado y humillado mediáticamente”

Fabián Gianola

En 2019, Fabián Gianola (61) fue denunciado de abuso sexual por Viviana Aguirre y Fernanda Meneses y, el año pasado, fue sobreseído de aquellas causas. Luego de mantenerse alejado de los medios, el actor visitó a Carmen Barbieri y habló de su presente.

“Lo que viví fue muy difícil, yo estuve siempre a disposición de la justicia. Nunca me fui del país a pesar de las acusaciones”, comenzó relatando el actor en Mañanísima (El Trece). “A mí se me violaron mis garantías constitucionales”, agregó Gianola.

Entonces, Carmen le pidió que cuente cómo inició todo y el actor dijo: “La primera denunciante intentó extorsionarme un año y medio antes. Me denunció por abuso, y a la semana vuelve y agrega violación también. Y fui sobreseído, por una jueza mujer, que no es poco, que dijo que el hecho no ocurrió. No que no se pudo probar, sino que no ocurrió. Y que la causa no debería afectar el buen nombre y honor del señor Fabián Gianola”.

“El derecho de la presunción de inocencia, que dice que todo individuo es inocente hasta que se demuestre lo contrario, conmigo no funcionó. Yo me quedé inmediatamente sin trabajo, fui linchado mediáticamente. Fui abusado y violado mediáticamente”, lanzó.

Gianola buscó explicarle a Barbieri el sufrimiento que atravesó luego de ser denunciado. “Yo fui declarado culpable desde el minuto cero. Y la justicia no solo demostró la inocencia, demostró la extorsión. ¿Y cómo se resarce ahora? ¿Cómo se limpia la imagen y el honor de una persona?”, lamentó.

“Además, con denunciantes con antecedentes penales. Nosotros tenemos comprobación de tres pagos, gente que cobró por denunciar, penal y mediáticamente. Vinieron a la puerta de la radio a pedirme plata para sacarme a las nenas de la tele. Y como no lo hice, porque no la tenía, a las dos semanas me empezaron a denunciar”, siguió Fabián, explicando el comienzo de las denuncias.

Luego, prosiguió a relatar las causas penales de sus denunciantes: “Abuso de menores, extorsión, drogas, prostitución, violencia familiar. Sus propias familias me han ayudado, porque sabían que cobraban por denunciar. Yo no tengo ni una prueba ni un testigo en mi contra. Entonces cuando la justicia dicta la falta de mérito, se desata una ferocidad que el colectivo de actrices salió a decir ‘más allá de lo que diga la justicia…’ y me suspenden de la Asociación Argentina de Actores sin que yo me entere. Me enteré por los medios y ahí ya no pude trabajar más”.

“Nadie investigó que la denunciante no era periodista y locutora, no tenía currículum. Tenían jefes de prensa. Y lo voy a decir hasta el último día de mi vida, todo lo que dijeron sobre mí es falso. Fue una maniobra extorsiva para ver si arreglaba algo”, continuó.

Hablando del final del caso, Gianola explicó que hubo un acuerdo entre partes, pero que eso no significó reconocimiento de culpabilidad: “Tengo que hacer trabajo comunitario por el rol de hombre, porque hoy el hombre es un ciudadano de segunda en el mundo, y lo sabemos. Hay que cuidarse muchísimo”.

“La primera denunciante, que me denuncia en mayo del 19, me quiso extorsionar desde septiembre del 17. Estaba trabajando conmigo, se sintió despedida cuando levantaron el programa y me pedía plata. Y empezaron las amenazas, me mandaba fotos de mis hijos capturadas de Facebook y me decía ‘¿tenés miedo que le pase algo a ellos, cagón?’. Es una persona con antecedentes psiquiátricos y problemas de adicción que decía que iba a ir a la televisión a decir que teníamos una hija en común y que yo no me quería hacer cargo. Le mandé una carta a documento y se calló, pero un año y medio después me denuncia por abuso”, agregó.

Para cerrar, Fabian relató cuál fue su mayor dolor durante todo el proceso: “Yo estuve con tratamiento psicológico, me derivaron a un psiquiátrico, estuve con medicación, antidepresivos. Todo era falso, hostigamiento, amenazas. Lloré mucho de rabia e impotencia. A mí lo que me mataba era la impotencia de la injusticia. Cada noche cuando me iba a dormir y cada mañana al despertarme, yo soñaba con estar en un programa de televisión explicando todo esto que viví”.

Fuente: Clarin

Anuncio