Sábado 15 de junio de 2024
Conectate con nosotros

Deportes

China dice que la ausencia de Messi en el partido de Hong Kong va más allá del «ámbito deportivo»

Medios de comunicación estatales chinos, políticos de Hong Kong y algunos aficionados condenaron rápidamente que el futbolista argentino Lionel Messi jugase un partido en Japón el miércoles, después de que se quedó en el banquillo unos días antes en un amistoso muy esperado en Hong Kong.

Muchos en el centro financiero quedaron consternados el domingo cuando el astro de 36 años no salió al campo durante un partido muy publicitado del Inter de Miami ante un público que había agotado las entradas, y los aficionados exigieron respuestas y un reembolso.

El entrenador del Inter Miami, Gerardo «Tata» Martino, declaró que Messi no estaba en condiciones de jugar el amistoso del domingo en Hong Kong, pero el miércoles saltó al campo como suplente en el minuto 60 contra el Vissel Kobe.

El diario chino Global Times, controlado por el Estado, dijo que la ausencia de Messi planteaba muchas preguntas sobre el trato diferencial a Hong Kong.

«El partido en Hong Kong se convirtió en el único de los seis amistosos de pretemporada de Messi en este viaje en el que estuvo ausente. La situación (…) ha magnificado estas dudas y sospechas sobre la integridad del Inter de Miami y del propio Messi».

Algunos aficionados de China continental viajaron 12 horas desde Sinkiang a Hong Kong para ver a Messi, escribió el Global Times, y la decepción del gobierno y de los aficionados es «totalmente comprensible». El impacto de este incidente ha superado con creces el ámbito deportivo».

Messi pidió disculpas a sus seguidores chinos en Weibo, una plataforma china similar a X, justo antes del partido del miércoles, diciendo que era una verdadera lástima que no pudiera jugar en Hong Kong debido a una lesión.

«Cualquiera que me conozca sabe que siempre quiero jugar (…) especialmente en estos partidos en los que viajamos tan lejos y la gente está deseando ver nuestros partidos. Ojalá podamos volver y jugar un partido en Hong Kong», escribió en chino y español.

El partido de Hong Kong congregó a 40.000 aficionados, que pagaron casi 5.000 dólares hongkoneses (640 dólares estadounidenses) por entrada. En Tokio, bloques enteros de asientos del Estadio Nacional de Japón permanecieron desocupados, con solo 28.614 entradas vendidas.

La Oficina de Cultura, Deportes y Turismo de Hong Kong declaró en un comunicado que, al igual que los aficionados, estaba muy decepcionada por el hecho de que Messi no pudiera jugar en Hong Kong debido a una lesión.
«Sin embargo, tres días después, Messi pudo jugar activa y libremente en Japón (…) el gobierno espera que los organizadores y los equipos puedan dar explicaciones razonables».

El legislador deportivo Kenneth Fok dijo que el incidente «lanzó sal en las heridas» de los aficionados de Hong Kong, mientras que la asesora principal del gobierno Regina Ip escribió en X que «la gente de Hong Kong odia a Messi, al Inter-Miami y a la mano negra que hay detrás de ellos, por el desaire deliberado y calculado a Hong Kong».

Scott Wong, un piloto cadete de 26 años, dijo que si Messi vuelve a jugar en Hong Kong se lo pensaría dos veces antes de comprar entradas, por si vuelve a lesionarse.

«Con toda la reacción negativa que enfrentó el Inter de Miami, además de Messi, creo que siente que necesita resarcirse. Por eso prometió volver a jugar».

Anuncio
Haz clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *